Ciclo de Oficios Olvidados

Sonidos con historias: El último de los organilleros

El Organillero, Ciclo de Oficios Olvidados Biblioteca Severin

En todo el país sólo van quedando 26 personan que practican este oficio, de los cuales muy pocos están en la ciudad de Valparaíso.

06/10/2016

Fuente: Biblioteca Santiago Severin

Su sonido es característico. Es muy habitual escucharlos en los cerros y plazas de Valparaíso, siempre acompañado de su fiel amigo pepe, un loro que hace las delicias de grandes y chicos. Se trata del organillero Leopoldo Mondaca que este jueves 22 de septiembre estuvo en el Ciclo de Oficios Olvidados que organiza habitualmente la Biblioteca Santiago Severin.

La actividad, que convocó a más de 30 personas, entre niños y adultos, fue una instancia que permitió conocer el trabajo de "Don Leopoldo", e interactuar con cada uno de los asistentes, quienes tuvieron la oportunidad de escuchar las melodías, interactuar con el loro pepe y por supuesto conocer más sobre este bello instrumento y su oficio, que tiene más de 140 años de historia.

Una tradición

La aparición del organillo en Chile se remonta hacia fines del siglo XIX. De acuerdo a datos etnográficos, los primeros organillos habrían sido introducidos al país en el año 1859 por el alemán José Strup y que alcanzó su apogeo durante las tres primeras décadas del siglo XX en nuestro país.

Eso lo sabe muy bien Leopoldo, quien pertenece a la tercera generación de su familia que se dedica a este oficio, pero que por ningún motivo quiere que algunos de sus hijos sigan el mismo camino, ya que es muy sacrificado y ya no es lo que era antes.

"Yo trabajo de martes a domingo principalmente por sectores de Recreo y Agua Santa. También algunos días recorro algunos cerros de Valparaíso y mi sustento es principalmente los aportes voluntarios y la venta de remolinos y sapitos", señaló Don Leopoldo.

Luego de más de hora y media de conversación, Don Leopoldo y su loro pepe se retiran de la Biblioteca no sin antes recorrer cada rincón de ésta, pues a pesar de que es un porteño de tomo y lomo, nunca había tenido la oportunidad de conocerla y que mejor oportunidad que ahora, cuando él es el protagonista.

Esta actividad se enmarca en el Ciclo de Oficios Olvidados, que organiza la Biblioteca Santiago Severin, y cuyo término está agendado para este 27 de octubre.

Recursos adicionales

Materias: Bibliotecas - Ciclo
Palabras clave: Organillero - Ciclo de Oficios Olvidados